Conocimientos básicos sobre la infección por VIH

banner

En las relaciones sexuales entre hombres, la penetración anal y, aunque mucho menos, también la felación, cuando se practican sin preservativo, suponen un riesgo para la infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) como la sífilis y la gonorrea.

Es importante que conozcas los mecanismos de transmisión y las medidas preventivas ante el VIH, las prácticas de sexo más seguro, el uso correcto del preservativo o la importancia del diagnóstico precoz del VIH porque puedas decidir qué es el mejor para tú respecto al VIH y otros ITS.

El VIH i la SIDA

El VIH destruye las defensas de nuestro organismo de forma progresiva y nos hace vulnerables a las infecciones.

El sida es la fase más grave y avanzada de la infección por VIH: las defensas del organismo están muy deterioradas y aparecen infecciones producidas por gérmenes, parásitos y virus, o algunas variedades de cáncer que en condiciones normales no se producirían.

Una persona es seropositiva desde el momento en que se infecta por el VIH, aunque no tenga síntoma alguno. En cualquiera de las fases de la infección por el VIH la transmisión a otra persona es posible. La infectividad es especialmente elevada en las primeras semanas después de contraer la infección y tiempo más tarde, cuando se deterioran las defensas. Si tienes el VIH es importante que evites la reinfección, especialmente cuanto más bajas estén tus defensas.

Cómo se transmite el VIH

Sólo la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna pueden tener una concentración suficiente de virus en las personas infectadas para transmitirlo. Esto sólo se produce cuando estos fluidos infectados entran en contacto con sangre o mucosas (revestimiento del interior de la boca, vagina, pene y recto) de otra persona. La infección por el VIH puede transmitirse por las siguientes prácticas:

  1. Relaciones sexuales con penetración anal o vaginal sin preservativo, o sexo oral para quien recibe la eyaculación en la boca.
  2. Uso compartido de jeringas, agujas, otro material de inyección o instrumentos cortantes (para tatuajes, acupuntura, piercing, etc.) si éstos no están desinfectados.
  3. De madre a hijo durante el embarazo, parto o lactancia.

El VIH no se transmite en ningún caso…

  1. Por lágrimas, sudor, tos, estornudos, alimentos, ropa, cubiertos o por objetos de uso común.
  2. Por darse la mano, abrazarse o besarse profundamente.
  3. Por compartir duchas, lavabos o WC en piscinas, instalaciones deportivas, lugares de trabajo, colegios y establecimientos públicos.
  4. Por animales, mosquitos o de otros insectos.
  5. Por donar o recibir sangre, en los países en los que la donación está adecuadamente controlada.

Penetración anal

La penetración anal sin preservativo es una práctica sexual de alto riesgo para la infección por VIH y otras ITS. Es habitual que se produzcan microlesiones (en el ano y en el pene) a través de las cuales el VIH contenido en el semen y/o en la sangre puede entrar en tu organismo. Usa siempre un preservativo, desde el principio de la penetración, junto con abundante lubricante soluble en agua. Si decides no usar un preservativo, además del riesgo real de infectarte o reinfectarte por el VIH, es conveniente que sepas que:

  1. es más fácil que te infectes/reinfectes cuando eres penetrado, evita que te eyaculen en el recto.
  2. puedes reducir –no eliminar- el riesgo si usas mucha cantidad de lubricante, tanto si penetras como si eres penetrado.

Felación

  1. El sexo oral NO está exento de riesgo y la transmisión del VIH puede ocurrir cuando te eyaculan en la boca.
  2. Para no infectarte/reinfectarte por el VIH durante una felación, puedes usar un preservativo o evitar la eyaculación en la boca.
  3. Es importante no cepillarte los dientes antes de esta práctica para evitar que se produzcan lesiones en la boca.
  4. Si te eyaculan en la boca, no te tragues el semen y enjuágate la boca sólo con agua, nunca con productos abrasivos (bebidas alcohólicas, enjuagues bucales, alcohol…).

Lubricantes

Siempre que tengas una penetración anal, tanto si eres activo como pasivo, es importante que, además de usar correctamente un preservativo desde el principio de la penetración, utilices una gran cantidad de lubricante soluble en agua. Los lubricantes grasos (cremas corporales, vaselina, mantequilla, etc.) dañan el preservativo y éste podría romperse.

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

En los últimos años se ha producido un aumento importante de los casos de sífilis y gonorrea entre los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

Ambas infecciones se transmiten al mantener relaciones de penetración anal y bucogenital (“beso negro” y felación) con hombres que están infectados. Estas infecciones producen lesiones o úlceras que pueden estar localizadas en los genitales externos, el ano o la boca. Podrías infectarte a través del contacto directo con estas lesiones o úlceras.

El riesgo de infección por el VIH es 10 veces mayor cuando existen otras ITS como la sífilis y la gonorrea.

También pueden transmitirse por vía sexual las infecciones producidas por los virus de las hepatitis A (relaciones oroanales) y B. Por eso está recomendado que te vacunes frente a la hepatitis A y frente a la hepatitis B.

Es posible que el miedo o la vergüenza te paralicen, pero es conveniente que acudas a tu médico de cabecera o centro de Enfermedades de Transmisión Sexual cuando notes cualquier síntoma. Una ITS no tratada te hace más vulnerable a una infección por el VIH.

Si eres seropositivo, el diagnóstico y el tratamiento de una ITS lo antes posible es especialmente importante para tu salud.

Una vez al año, se recomienda una revisión de ITS y hepatitis a todos los HSH sexualmente activos que no tienen exclusivamente una relación mutuamente monógama de larga duración.

Consumo de droga

Consumir alcohol u otras drogas puede hacer que estés más predispuesto a la práctica del sexo anal sin protección y por tanto a infectarte o transmitir el VIH y otras ITS. Por eso es conveniente que antes de iniciar una relación sexual pienses qué quieres y establezcas los límites necesarios.

Si eres seropositivo y estás en tratamiento, el consumo de algunas drogas puede alterar la eficacia de los medicamentos o éstos pueden modificar el efecto de las drogas.

Carga viral

La reducción de la carga viral como consecuencia del tratamiento reduce la transmisibilidad del VIH pero no elimina el riesgo de infectarte o transmitir el VIH. Una carga viral indetectable no significa que el VIH haya desaparecido del organismo. Que la carga viral sea indetectable en sangre no significa que también lo sea en semen, dando lugar a situaciones de falsa seguridad.

Profilaxis Post Exposición

Si eres VIH negativo y, de forma excepcional, has tenido sexo no seguro, por ejemplo has sido penetrado con eyaculación por un hombre VIH positivo sin condón o con rotura del mismo, es importante que sepas que existe un tratamiento con fármacos antirretrovirales que puede reducir el riesgo de infección por el VIH. Se denomina profilaxis post-exposición. Puede haber otras situaciones en las que la profilaxis deba considerarse y, en cualquier caso, cada situación debe ser analizada de forma individualizada.

Este tratamiento dura 28 días, no garantiza que la infección no se produzca y puede tener riesgos y efectos secundarios para la salud. Su efectividad es mayor cuanto antes se inicie, preferiblemente antes de transcurridas 6 horas tras la práctica con riesgo, y siempre antes de 72 horas.

Estos fármacos sólo deben tomarse de forma excepcional una vez que hayas valorado con tu médico los riesgos y los beneficios. Son gratuitos y se dan en el hospital.

Responsabilidad

Todos tenemos el derecho a comunicar o no nuestro estado serológico. También tenemos el derecho y la responsabilidad de usar el preservativo en nuestras relaciones sexuales.
Asume la responsabilidad del cuidado de tu salud. No esperes que otros la asuman por ti.  Recuerda lo más importante:

  1. Si has tenido prácticas sexuales de riesgo, hazte la prueba del VIH y una revisión de otras ITS.
  2. La mejor manera de protegerte del VIH es utilizar el preservativo desde el principio de la penetración y evitar la eyaculación en la boca.
  3. El lubricante hidrosoluble, en base de agua, es el complemento indispensable del preservativo de látex para la penetración anal.
  4. La solidaridad y el respeto a las personas con VIH son fundamentales para la prevención del VIH.

Uso de cookies

No tengas miedo a este mensaje, sólo estamos cumpliendo con la ley de Cookies de la legislación Española para informarte que utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecerte contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra politica de cookies.